Pintor y escultor italiano, que estuvo activo durante cuarenta años en Lima, Perú. Fue el pintor más importante durante largo tiempo en dicha ciudad. Se destaca por sus personajes que tienen gravedad melancólica y marcada estabilidad.

Nace en Roma o en Alesio di Puglia hacia 1555, hijo de Antonio de Alessio y Madama Lucente. Existen diferentes registros de su apellido, ya que él firmó de diversas maneras, figura en un recibo de su mano como Matheo Pérez de Alesio. También se le conoció como Matteo da Lecce. Se formó artísticamente en Roma bajo la influencia de Tadeo y Federico Zuccari. En 1573 fue aceptado en la Academia de San Lucas y trabajó en la decoración mural de la villa Mondragone en Frascati. Entre el 73 y el 74 realizó su obra romana más importante: La disputa del cuerpo de Moisés al fresco, en el muro de entrada de la Capilla Sixtina.

En 1575 decoró el Oratorio romano del Gonfalone pero interrumpió esos trabajos cuando destruyó algunas de sus pinturas y huyó hacia la isla de Malta, donde continuó su actividad artística. Hacia el 77 la Orden de esos Caballeros le encargó pintar un conjunto de frescos para la sala de Embajadores del palacio de La Valetta, que comprendía varias escenas del sitio de la isla por la armada turca en 1565.

En 1581 volvió a Roma y ejecutó algunas pinturas en San Eligio degli Oreficci bajo un retablo decorado con pinturas para la Capilla de los Aliaga en la misma iglesia, y aunque también ha desaparecido, aún existe una copia del San Jerónimo que integraba esa Capilla.

Pasó a Sevilla, en 1583, llevando unos dibujos de las obras de Miguel Ángel. Su presencia en la ciudad de Sevilla se ve en la realización de una pintura mural de San Cristóbal que todavía adorna uno de los muros de la Catedral de Sevilla, firmada en 1584, como figura en la parte inferior de la lonja pintada, ésta mide 11 varas de largo y un tercio de altura.

Llegó a la Ciudad de los Reyes (Lima) desde Roma, abrió un taller en el Cuartel I, Barrio 2º calle Mantas, admitió algunos alumnos y discípulos, como Pedro Pablo Morón, que llegó con él, Francisco García, pintor de imaginería en 1595 y por dos años, el padre agustino Francisco Bejarano en 1599, Domingo Gil de 1600 a 1603, Cosme Ferrero Figueroa y posteriormente su hijo Adrian o; siendo esta una de las primeras academias de arte de Lima. Permaneció en Lima, según contratos desde 1588 hasta 1628, fecha probable de su fallecimiento.

Siege of malta - Mateo Pérez de Alesio

En 1616 pintó los cuadros que adornaron la capilla en el respaldo del altar mayor de la Catedral de Lima; y repitió la figura del San Cristóbal sevillano a uno de los dos lados de la portada del testero que hoy está desaparecida y también decoró al fresco la Iglesia de San Agustín.

La Virgen de la Leche - Mateo Pérez de Alesio