Pintura


Pintor indígena Quechua. El maestro más favorecido por el mecenazgo de Mollinedo fue, sin duda, Basilio de Santa Cruz Pumacallao. Su carrera había empezado hacia 1661. Al año siguiente firmaba el San Laureano mártir, en el convento de la Merced, que revela a un retratista y pintor religioso de gran aliento. Posteriormente realiza en el convento franciscano una parte de la serie sobre la vida de San Francisco de Asís (1667), obra que despertó la admiración del virrey Conde de Lemos al visitar la ciudad en 1668.

A partir de 1690, Santa Cruz se hará cargo de las principales obras decorativas de la catedral por encargo de Mollinedo, lo que significa su consagración definitiva como pintor. Sin duda un gran exponente de la escuela cuzqueña de pintura.

Nacimiento de San Francisco, Basilio Santa Cruz

Procesion del Corpus Christi

Pintor peruano del siglo XVII, considerado uno de los más importantes exponentes de la escuela cuzqueña de pintura.

De origen indio, nace en Cuzco en 1611. Los testimonios documentales de su obra son escasos, pero  inicia su carrera pictórica en 1627, con una pintura de la Virgen Inmaculada. Fue seguidor de Gregorio Gamarra, quien a su vez fue discípulo de padre Bernardo Bitti. Su obra más conocida son los Signos del Zodiaco, en la catedral de Cuzco. En 1667 pinta varias escenas de la vida de Cristo, mismos que fueron enviados a Potosí. Fallece en Cuzco en 1681.

Diego Quispe Tito-Piscis

Diego Quispe Tito-San Jerónimo

Diego Quispe Tito La Vision de la Cruz

La serie del zodiaco:

Está compuesta en la actualidad por nueve lienzos correspondiendo cada uno a un signo
Zodiacal con una parábola de la vida de Cristo.

a. Aries: San José y la virgen buscando posada. Lucas 2
b. Cáncer: Parábola del hombre que edifica el granero
c. Leo: Parábola del buen pastor. Juan 10
d. Libra: Parábola de la higuera estéril. Lucas 13
e. Escorpio: Parábola de los viñaderos infieles. Mateo 21
f. Sagitario: Parábola invitados a la boda. Mateo 22
g. Capricornio: Parábola del sembrador. Lucas 8
h. Acuario: Huida a Egipto de la sagrada Familia. Mateo 2
i. Piscis: Vocación de los apóstoles. Marcos 1

Bibliografía: Autores Varios. Pintura en el Virreinato del Perú. Banco de Crédito del Perú. Lima, 2002

Hijo de un platero, nació en Sevilla el 18 de marzo de 1610. Su hermano fue grabador. En 1638 vivió en Cádiz donde presenció gran parte de la obra de Francisco de Zurbarán. Llegó a la Nueva España en 1640, donde cultivó el estilo tenebrista con fuertes claroscuros. Pintó cuadros religiosos como Los desposorios de la Virgen, La incredulidad de santo Tomás (1643) o la Crucifixión, y más de una docena de retratos de los inquisidores, pues tuvo el cargo honorífico de pintor del Santo Oficio. Fallece en 1652 en México.

Sebastián López de Arteaga

Sebastián López de Arteaga

La Incredulidad de Santo Tomás - Sebastián López de Arteaga

Pintor y escultor italiano, que estuvo activo durante cuarenta años en Lima, Perú. Fue el pintor más importante durante largo tiempo en dicha ciudad. Se destaca por sus personajes que tienen gravedad melancólica y marcada estabilidad.

Nace en Roma o en Alesio di Puglia hacia 1555, hijo de Antonio de Alessio y Madama Lucente. Existen diferentes registros de su apellido, ya que él firmó de diversas maneras, figura en un recibo de su mano como Matheo Pérez de Alesio. También se le conoció como Matteo da Lecce. Se formó artísticamente en Roma bajo la influencia de Tadeo y Federico Zuccari. En 1573 fue aceptado en la Academia de San Lucas y trabajó en la decoración mural de la villa Mondragone en Frascati. Entre el 73 y el 74 realizó su obra romana más importante: La disputa del cuerpo de Moisés al fresco, en el muro de entrada de la Capilla Sixtina.

En 1575 decoró el Oratorio romano del Gonfalone pero interrumpió esos trabajos cuando destruyó algunas de sus pinturas y huyó hacia la isla de Malta, donde continuó su actividad artística. Hacia el 77 la Orden de esos Caballeros le encargó pintar un conjunto de frescos para la sala de Embajadores del palacio de La Valetta, que comprendía varias escenas del sitio de la isla por la armada turca en 1565.

En 1581 volvió a Roma y ejecutó algunas pinturas en San Eligio degli Oreficci bajo un retablo decorado con pinturas para la Capilla de los Aliaga en la misma iglesia, y aunque también ha desaparecido, aún existe una copia del San Jerónimo que integraba esa Capilla.

Pasó a Sevilla, en 1583, llevando unos dibujos de las obras de Miguel Ángel. Su presencia en la ciudad de Sevilla se ve en la realización de una pintura mural de San Cristóbal que todavía adorna uno de los muros de la Catedral de Sevilla, firmada en 1584, como figura en la parte inferior de la lonja pintada, ésta mide 11 varas de largo y un tercio de altura.

Llegó a la Ciudad de los Reyes (Lima) desde Roma, abrió un taller en el Cuartel I, Barrio 2º calle Mantas, admitió algunos alumnos y discípulos, como Pedro Pablo Morón, que llegó con él, Francisco García, pintor de imaginería en 1595 y por dos años, el padre agustino Francisco Bejarano en 1599, Domingo Gil de 1600 a 1603, Cosme Ferrero Figueroa y posteriormente su hijo Adrian o; siendo esta una de las primeras academias de arte de Lima. Permaneció en Lima, según contratos desde 1588 hasta 1628, fecha probable de su fallecimiento.

Siege of malta - Mateo Pérez de Alesio

En 1616 pintó los cuadros que adornaron la capilla en el respaldo del altar mayor de la Catedral de Lima; y repitió la figura del San Cristóbal sevillano a uno de los dos lados de la portada del testero que hoy está desaparecida y también decoró al fresco la Iglesia de San Agustín.

La Virgen de la Leche - Mateo Pérez de Alesio

Luis Lagarto es considerado uno de los mejores iluminadores, tal vez el más relevante, del ámbito hispánico a finales del siglo XVI y principios del XVII. Desafortunadamente, las escasas noticias sobre su vida, no permiten un acercamiento concreto a su obra, si bien, su obra conservada permite una aproximación.

Nace hacia 1556 en Sevilla, hijo de Juan Lagarto de Castro, maestro de leer, escribir y contar de la ciudad de Granada. Su formación artística la siguió con Lázaro de Velasco, en Granada. Es probable que llegue a Nueva España hacia 1585, ya que se tiene noticia de que en ese año fue nombrado maestro de primeras letras en el Colegio de San Juan de Letrán de la capital y tuvo a su hijo primogénito. Desde 1600 hasta 1611 lo encontramos realizando la iluminación de las capitulares de los más de cien libros de coro de la catedral poblana. Hacia 1612, Lagarto se encuentra nuevamente en la ciudad de México. Las noticias sobre la vida de Lagarto entre 1612 y 1624 año de su muerte, son prácticamente inexistentes.

Se considera que el estilo de Lagarto fue una gran aportación al arte novohispano por la fantasía de sus diseños, imaginarios y de ensueño, algo que hasta el momento no se había visto en el Nuevo Mundo. Es sin duda una injusticia de la historia que un artista tan importante sea tan desconocido para nuestra era moderna.

Luis Lagarto

Capitular C. Christe redemptur omnium ex patre patris . Himno de maitines de Navidad. Luis Lagarto 1601-1603 . Catedral de la ciudad de México

Luis Lagarto

La adoración de los pastores, 1610. Luis Lagarto.

Tovar de Teresa, Guillermo. Un rescate de la fantasía: el arte de los Lagarto, iluminadores novohispanos de los siglos XVI y XVII. México, Fomento Cultural Banamex, 1988

Frans Post por Frans Hals (Worcester Art Museum)Pintor alemán, fue el primer artista Europeo en realizar paisajes del nuevo mundo. Nace en 1612 en Haarlem, hijo de Jan Janszoon Post y Francijntje Verbraken de Haarlem. Su hermano mayor fue Pieter Post, arquitecto del clasicismo alemán. Es probable que Post estudiara con Pieter de Molijn, quién se sabe fue maestro de varios paisajistas de la época.
Post vivió en Brasil de 1637 a 1644. Recibió 800 monedas de oro por un paisaje comisionado por Frederick Henry, Príncipe de Orange. En 1650 ya en Holanda, se casa con Jannetje Bogaert, hija del profesor Salomón Bogaert de la escuela Haarlem “Latijnsche”. Tuvo tres hijos, dos de los cuales fallecieron antes que él. Post continuó pintando paisajes brasileños hasta 1669, dejando de pintar en 1670, algunos autores creen que se debió a que desarrollo un problema con el alcohol. Murió en Haarlem y fue enterrado en St. Bavochurch el 17 de febrero de 1680.

Post realizó alrededor de 140 pinturas durante su vida, más de la mitad se encuentran fechadas con lo cual es fácil detectar sus distintas etapas artísticas.

Frans Post - Paisagem de Pernambuco
Frans Post – Paisagem de Pernambuco

Frans Post - Paisagem Pernambucana com Rio
Frans Post – Paisagem Pernambucana com Rio

Retrato de Baltasar de Echave OrioDescendiente de una familia noble del país vasco, avecindada en la villa de Zumaya, provincia de Guipúzcoa. Nació en la casa que la familia poseía en Aizarnazabal, cerca de Oiquina, desafortunadamente no se sabe la fecha exacta, pero la podemos situar entre 1547 y 1548. De él no tenemos noticia hasta 1573, cuando hace testamento ante el escribano Francisco de la Torre, con motivo de trasladarse a Sevilla. Llega a México después de ese año, sin embargo, no tenemos noticias suyas hasta 1582 cuando contrae matrimonio con Isabel de Ibía, hija del también pintor Francisco de Zumaya. Continúo trabajando hasta cerca de 1620, año aproximado de su muerte. Su vida a diferencia de otros pintores fue muy sedentaria lo que explicaría parte de su baja producción.

Además de pintor fue hombre de leyes y escritor, llegando a ostentar en el año 1606 una Magistratura; y escribió: Discursos de la antigüedad de la lengua cántabra Bascongada. Compuestos por Balthasar de Echaue, natural de la villa de Çumaya en la provincia de Guipúzcoa, y vecino de México. Introducese la misma lengua en forma una Matrona venerable y anciana, que se quexa, de que siendo ella la primera q. se habló en España, y general en toda ella la ayan olvidado sus naturales, y admitido otras Extrangeras… (México, 1607), donde aparece su retrato (arriba) y su escudo de armas. Asimismo fue Baltasar de Echave, en 1606, oidor de la Real Audiencia de México.

Discursos de la antigüedad de la lengua cántabra Bascongada

Su obra fue muy hermosa, aunque no fecunda. Pintó el retablo de la iglesia de Santiago Tlatelolco, compuesto de catorce pinturas, de las que solamente se conservan dos, la Visitación de la Virgen a su prima Isabel y la Porciúncula. De otro retablo que hizo para la iglesia de los jesuitas de México, provienen la Adoración de los Reyes al Divino Infante y La Oración del Huerto. Fue también autor de una obra colosal: San Cristóbal, un Martirio de Santa Catalina, una Santa Cecilia, una Santa Isabel, Reina de Portugal, etc. En la Academia de Bellas Artes de México se conserva su obra La Oración del Huerto, conceptuada como verdadera obra maestra, y que por su sinceridad y realismo se ha dicho que es la mejor versión que se ha logrado, hasta el presente, del éxtasis de Jesús en el Huerto de los Olivos. Esa pintura estuvo anteriormente en la iglesia de La Profesa, donde la concluyó el año 1608.

El martirio de San Ponciano-Baltasar de Echave Orio

El martirio de San Ponciano por Baltasar de Echave Orio

La adoración de los reyes-Baltasar de Echave Orio

La adoración de los reyes por Baltasar de Echave Orio

Un pintor en su tiempo: Baltasar de Echave Orio, José Guadalupe Victoria, UNAM, 1994
Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, Volumen XIV, número 53, 1983, p. 75

Árbol genealógico

Árbol Genealógico de Echave

El martirio de San Ponciano-Baltasar de Echave Orio

Alguna vez confundido con un pintor Flamenco por Manuel Toussaint, hoy sabemos que fue en realidad un pintor indígena, cuya maestría no puede ser medida mediante los cánones artísticos de occidente.

Su biografía parte de los Anales de Tecamachalco, donde se menciona que en 1561 se comenzó el arco total de la iglesia de esta comunidad y el 19 de Mayo de 1562 Juan Gerson comenzó a pintar el sotocoro. Elaboradas sobre papel amate y con una inscripción en nahuatl IPAN OMOCHIVIN 1562 AÑOS “EN ESTE AÑO SE HIZO”, no queda duda del origen de dicho pintor. Lo encontramos hasta 1585 donde se le designa como cuidador de la capilla. El nombre flamenco proviene de una práctica de los españoles que se llevo a cabo al principio de la conquista, y que radicaba en dar nombre y apellidos a los indígenas con personajes que admiraban, en este caso nuestro pintor toma su nombre de Juan Gerson o Jean-Charlier Gerson (nacido en Rethel en 1363, fallecido en Lyon en 1429) que fue un teólogo y filósofo francés de gran renombre y el cual admiraba el primer obispo de la Nueva España, Juan de Zumarraga. La última noticia que tenemos de Juan Gerson es en 1592 en el Índice del Ramo de Indios, donde se le otorga a nuestro pintor licencia para andar en caballo con silla y traer espada a horas permitidas.

Su obra es una fiel representación del conflicto interno que represento la evangelización, el indígena trato sin duda de adaptarse a este nuevo mundo que se le forzó a adoptar, y esto lo podemos ver como Juan Gerson pintó estas obras apegándose lo más posible a los grabados que le proporcionaron los frailes, sin embargo, utilizando técnicas del México prehispánico es por eso que utilizó los materiales y pigmentos que él conocía, mostrando figuras inexpresivas como encontramos en los códices, no dejando de ser esto un modelo de expresión artística equiparable a la europea, de tal forma que durante décadas pensamos que este pintor era en realidad europeo.

Juan Gersón: tlacuilo de Tecamachalco, Rosa de Lourdes Camelo Arredondo, Jorge Gurría Lacroix, Constantino Reyes Valerio,Instituto Nacional de Antropología e Historia, Departamento de Monumentos Coloniales, 1964 – 133 pages

Juan Gerson Sotocoro

Juan Gerson Torre de Babel

Asuncion De Nuestra Senora, Tecamachalco, Puebla, Por Juan Gerson

Asuncion De Nuestra Senora, Tecamachalco, Puebla, Por Juan Gerson

La figura del tlacuilo, es una efigie muy olvidada por la historia del arte en México, sin embargo, su importancia en el desarrollo del arte colonial es fundamental, ya que representa el nacimiento del sincretismo que más adelante llevará a desarrollar un modelo estilístico propio del arte mexicano, lleno de matices que permiten distinguirlo de otras corrientes.

Los tlacuilos son artistas indígenas que se dedicaban a la elaboración de pintura mural y de códices, a raíz de la Conquista, realizaron diversas obras en los primeros conventos del siglo XVI. Manuel Toussaint se refiere a ellos como “artistas primitivos”, sin embargo, su maestría es notable, a tal grado que el mismo Toussaint confunde a Juan Gerson, con un pintor venido de Flandes al descubrir sus pinturas en Tecamachalco, Puebla.

Las obras de los Tlacuilos son indudablemente sensibles y bellas, combinan la iconografía extranjera con símbolos indígenas con gran maestría. Algunos artistas de esta época son Pedro Quauhtli, Miguel Toxoxhícuic, Luis Xochitótl, Miguel Yohualahuach, Fernando Colli y Pedro Xóchmitl, de los cuales se tienen algunas noticias, entre 1556 y 1569.

Algunos años antes, surgió el pintor indígena Marcos de Aquino , también llamado Marcos Cípac, quien fue citado por Bernal Díaz del Castillo como uno de los más destacados artistas. Una de sus obras más importantes fue el retablo de la Capilla de San José de los Indios en el Convento de San Francisco. Dicho retablo se componía de siete cuadros que representaban las escenas de El Calvario, San Buenaventura, San Luis Obispo, San José, San Francisco, San Antonio de Padua y el Cenáculo.

Aquí muestro algunos ejemplos de estos destacados artistas:

Asuncion De Nuestra Senora, Tecamachalco, Puebla, Por Juan Gerson

Asuncion De Nuestra Senora, Tecamachalco, Puebla, Por Juan Gerson

Asuncion De Nuestra Senora, Tecamachalco, Puebla, Por Juan Gerson

Asuncion De Nuestra Senora, Tecamachalco, Puebla, Por Juan Gerson

Toussaint, Manuel, “Diversas obras”, en Arte Colonial en México, 4ª. Ed, UNAM: Instituto de Investigaciones Estéticas, México 1983, pág. 18

Juan Gerson: Tlacuilo De Tecamachalco, Camelo Arredondo, Gurría Lacroix, Jorge & Reyes Valerio, Constantino, 133 p. Departamento de Monumentos Coloniales.

Antonio de Torres, está considerado como el más estimable maestro de los pintores secundarios del siglo XVIII. Las noticias que se poseen de él son numerosas, su obra pictórica es abundante, y es uno de los pintores más populares de la época.

Nace en 1667 y es bautizado en abril de ese año, hijo del matrimonio de Tomás de Torres y Lorenzana, y de María Beltrán de los Reyes, es el cuarto de cinco hijos. Cabe destacar que su madre es hermana del también pintor Antonio Rodríguez, padre de los grandes pintores Juan y Nicolás Rodríguez Juárez.

Apenas cumplidos 19 años, Antonio de Torres contrajo matrimonio con Inés de Córdova y Priego el 8 de Septiembre de 1686, de esta unión sólo nace una hija, Inés Josefa, la cual es bautizada el 6 de julio de 1687.

Hacia 1724 vuelve a contraer nupcias con María Millán, de quién no tuvo descendencia. Finalmente fallece siete años después en 1731.

Las pinturas firmadas por este autor se encuentran diseminadas por todo el país: en San Luis Potosí, en San Miguel de Allende, en Dolores Hidalgo, en Metztitlán, en Guadalajara, en Zacatecas, en Aguascalientes, en Acolman y en la ciudad de México, lo cual nos permite ver que era un pintor muy apreciado. Asimismo sabemos que fue invitado en 1721 a examinar el lienzo de la Guadalupana, lo cual reafirma su fama.

Inmaculada, Sala Mariana de la Pinacoteca de La Profesa. Firmada Por Antonio de Torres.

Inmaculada

Árbol Genealógico

Árbol Genealógico de Torres

Nota completa:
Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, 1989, vol. XV, núm. 60, pp.231-241
Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, 1988, vol. XV, núm. 59, pp.265-272

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 false false false EN-US X-NONE X-NONE <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–> <!–[endif]–>

Antonio de Torres, está considerado como el más estimable maestro de los pintores secundarios del siglo XVIII. La noticias que se poseen del él son números y su obra pictórica es abundante y que es uno de los pintores más populares de la época.

 

Nace en 1667 y es bautizado en abril de ese año, hijo del matrimonio de Tomás de Torres y Lorenzana, y de María Beltrán de los Reyes, es el cuarto de cinco hijos. Cabe destacar que su madre es hermana del también pintor Antonio Rodríguez, padre de los grandes pintores Juan y Nicolás Rodríguez Juárez.

Apenas cumplidos 19 años, Antonio de Torres contrajo matrimonio con Inés de Córdova y Priego el 8 de Septiembre de 1686, de esta unión sólo nace una hija, Inés Josefa, la cual es bautizada el 6 de julio de 1687.

Hacia 1724 vuelve a contraer nupcias con María Millán, de quién no tuvo descendencia. Finalmente fallece siete años después en 1731.

 

Las pinturas firmadas por este autor se encuentran diseminadas por todo el país: en San Luis Potosí, en San Miguel de Allende, en Dolores Hidalgo, en Metztitlán, en Guadalajara, en Zacatecas, en Aguascalientes, en Acolman y en la ciudad de México, lo cual nos permite ver que era un pintor muy apreciado. Asimismo sabemos que fue invitado en 1721 a examinar el lienzo de la Guadalupana, lo cual reafirma su fama.

« Página anteriorPágina siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 51 seguidores